¿Cómo aceptar la muerte de un ser querido?

En la vida estamos acostumbrados a vivir determinados momentos, alcanzar ciertas metas y disfrutar éxitos que esperamos durante mucho tiempo, pero en ningún momento nos preparamos para decir “hasta siempre” a nuestros seres queridos.
Dependiendo de nuestras costumbres y creencias, la muerte toma diferentes características, pero aun así es para todos lo mismo: una parte más de la vida, y aunque muchas veces lo observamos como el sentido contrapuesto, es sin dudas la finalización de todo lo que la persona logra durante la vida, por lo que se vuelve una parte importante en la que se marcan procesos y relaciones.

Pero más allá de todo lo que sabemos sobre la muerte, y las maneras más saludables en la que podemos darle un significado desde el punto de vista personal, existe una realidad común en la mayoría de las personas que sufren la muerte de un ser querido, y corresponde a la causa de la muerte de ese amigo o familiar. Tanto los accidentes como las enfermedades suelen dejar sabores amargos en quienes sufren la pérdida, ya que nos resulta natural pensar en el “qué hubiese pasado si”, o “el por qué a él o ella”, lo cierto es que los procesos de la vida no tienen lógica aceptable, pero sí existe una manera de racionalizar y entender este punto final desde una posición mucho más clara:

El dolor es parte del duelo, que puede realizarse desde tiempo antes (en caso de las personas que fallecen a causa de una enfermedad) o tomarnos por sorpresa debido a un accidente. El sufrimiento depende de lo que queramos hacer a partir de aquella pérdida. Cuando idealizamos las posibles oportunidades futuras de ese ser querido que dejó este mundo, aceptamos un dolor y lo prolongamos con esfuerzo mediante el sufrimiento, muchas veces a causa del shock que provoca la pérdida de la persona que tanto amamos; en otros casos el sufrimiento contempla mucho del componente cultural, que por lo general en las sociedades occidentales, alienta el sufrimiento como un proceso indiscutido e infaltable, pero ciertamente todos tenemos la posibilidad de elegir sobre cómo honrar la vida de alguien luego de su muerte: si lo hacemos con felicidad o si lo hacemos con el oscuro sentimiento de sufrimiento.

No es necesario que una muerta nos duela mucho más del tiempo que nos lleve entender, que ese ser querido ha partido, y que debemos continuar por las muchas otras personas que nos rodean, por nosotros mismos, y por la felicidad que nos dio la vida de haber podido compartir con esa persona determinadas situaciones y momentos.

Todo es cíclico… el dolor, la felicidad, la sorpresa, la vida y la muerte, el duelo es una parte indispensable en la que debemos racionalizar una ausencia, reciclar el sentimiento de tristeza y en algunos casos de soledad, para al fin poder salir adelante con un recuerdo de la persona que nos cause felicidad y regocijo, en vez de sufrimiento y angustia.
Pensar, sentir, ordenar nuestra mente y alma y por ultimo continuar con la mayor entereza posible, y el paso del tiempo se encargará de hacernos recobrar la armonía y la templanza con recuerdos inolvidables y bellos, ya que eso es todo lo que dejamos en esta vida todos y cada uno de nosotros.

La ayuda psicológica, los grupos de autoayuda, la lectura, un deporte, nuevas actividades, son herramientas a las que podemos acudir para tomar fuerzas y apoyarnos para seguir.

Anuncios

Un comentario en “¿Cómo aceptar la muerte de un ser querido?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s